El Proyecto

Esta plataforma se creó para llevar las ideas de todas y todos a la Convención Constitucional. ImaginaChile pretende conectar a la ciudadanía con los Convencionales Constituyentes y así asegurar que la voz ciudadana sea escuchada e incidente,cuando se escriba la Nueva Constitución. Todos tenemos ideas y queremos aportar.

ImaginaChile tiene por objeto promover e impulsar una participación ciudadana activa y con incidencia efectiva en la Convención Constitucional. Consiste en una plataforma digital que permite reunir, analizar y sistematizar de forma transparente y neutral las diversas opiniones, ideas y propuestas de la ciudadanía respecto de los temas fundamentales a incluir en la Nueva Constitución.

Todas las ideas y propuestas ciudadanas se entregarán formalmente a las y los Convencionales Constitucionales por medio de un reporte personalizado con énfasis en su respectivo distrito. Se le otorgará además a cada Constituyente un acceso privilegiado a esta plataforma para que puedan interactuar directamente con las ideas y propuestas ciudadanas. ImaginaChile permanecerá abierta durante todo el proceso constitucional y servirá de puente directo entre la ciudadanía y lxs Convencionales Constitucionales.

¿Qué haremos con las ideas?

Todas las ideas que recibamos a través de la plataforma ImaginaChile serán sistematizadas, a través de un análisis de texto y contenido para determinar tendencias generales, frecuencias y patrones de temas y palabras, vinculadas con grupos etarios, sexo, distribución geográfica, etc. Luego, se realizará un análisis jurídico que busca conectar las ideas sistematizadas con posibles propuestas o expresiones constitucionales de las mismas.

Otros focos de ImaginaChile:

ImaginaChile no es solo para este proceso constituyente, sino que parte con el. La esencia de este proyecto es empujar a que se dé un vuelco en la forma de concebir las políticas públicas e impulsar que ellas sean de abajo hacia arriba, y así, que se conecten con las necesidades reales y genuinas que siente y quiere toda la ciudadanía en sus distintos territorios.Por lo mismo, todas las ideas y propuestas que aquí se incluyen y que no sean “propiamente constitucionales” serán utilizadas como insumo en la fase de adecuación legislativa poniéndolas a disposición de las autoridades que correspondan.

La idea es que los juegos finitos tienen la lógica del ganar y el perder: los juegos infinitos no. Se enfocan en el proceso y el objetivo es que todos ganemos para seguir jugando. Esta es la invitación abierta que hacemos: ImaginaChile invita a jugar juegos infinitos.

Como ImaginaChile instamos a las y los ciudadanos, organizaciones sociales, partidos políticos, y a todo tipo de colectividades, a ser agentes activos en la exigencia de garantías democráticas que aseguren una participación ciudadana con incidencia efectiva en el proceso constituyente y en el posterior diseño de políticas públicas.

¿Y tú, cómo te imaginas Chile?