El Proyecto

ImaginaChile tiene por objeto promover e impulsar una participación ciudadana activa y con incidencia efectiva en la Convención Constitucional. Consiste en una plataforma digital que permite recopilar, analizar y sistematizar de forma transparente y neutral las diversas opiniones, ideas y propuestas de la ciudadanía respecto de los temas fundamentales a incluirse en la Nueva Constitución.

Todas las ideas y propuestas ciudadanas se entregarán formalmente a las y los Convencionales Constitucionales por medio de un reporte personalizado con énfasis en su respectivo distrito. Se le otorgará además a cada Constituyente un acceso privilegiado a esta plataforma para que puedan interactuar directamente con las ideas y propuestas ciudadanas. Esta plataforma permanecerá abierta durante todo el proceso constitucional y servirá de puente directo entre la ciudadanía y lxs Convencionales Constitucionales.

 

La plataforma está diseñada también para que toda la ciudadanía pueda hacer seguimiento a sus ideas. Se podrán revisar y apoyar las ideas que otros ciudadanos propongan. Se podrán compartir en redes sociales tanto las ideas propias como las de otros.

Una vez que la Convención Constituyente esté en funcionamiento, la plataforma permitirá espacios deliberativos de votaciones sobre las propuestas y/o sobre temas que se discutan en la Convención.
Los Constituyentes se deben a la voluntad soberana de la ciudadanía. ImaginaChile pretende ser un aporte para que dicha premisa se cumpla correctamente.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile e incluirá una sección de información cívica constitucional -en simple- para mejorar la participación ciudadana.

 

ImaginaChile realizará campañas especializadas para recoger las voces que tradicionalmente son menos visibilizadas en nuestra sociedad. Así, habrá secciones especiales donde se podrán ver, apoyar y compartir las ideas y propuestas de NNA, personas privadas de libertad, en situación de calle, adultos mayores, migrantes y personas afectas a alguna situación de incapacidad que les impida ingresar directamente su opinión en esta plataforma.

El diálogo ciudadano es parte esencial del proceso constituyente. Esta plataforma también procesará y visibilizará los resultados de los Cabildos de Bachelet y las demás iniciativas de la sociedad civil que desembocaron en cientos de cabildos ciudadanos. Existirá una sección en la que cada organización pueda subir las ideas y propuestas que hayan surgido en sus respectivos cabildos. Toda esa información será cruzada y sistematizada a efectos de permitir un mayor acceso directo por parte de la ciudadanía a esas propuestas ciudadanas; las que también se podrán ver, apoyar y compartir en redes sociales a través de esta plataforma. También se le dará un acceso especial a los Convencionales Constituyentes para que puedan interactuar con estas conclusiones.

 

Todas las ideas y propuestas ciudadanas serán puestas a disposición de las y los Convencionales siguiendo un doble criterio de neutralidad y con garantías de transparencia. Para ello, esta plataforma recoge las experiencias de participación ciudadana más exitosas que se han dado en otros procesos constituyentes en el mundo, como en Islandia, SudAfrica y Brasil. También recoge y perfecciona los avances de la plataforma Congreso Virtual y otras iniciativas exitosas, principalmente de Taiwán y Francia.

Es importante que todas y todos participemos y sintamos que esta Nueva Constitución nos pertenece. Este es el momento de imaginar el país que soñamos y que la Nueva Constitución recoja esa imagen.

 

Los juegos finitos tienen la lógica del ganar y el perder: los juegos infinitos no. Se enfocan en el proceso y el objetivo es que todos ganemos para seguir jugando. Esta es la invitación abierta que hacemos: ImaginaChile invita a jugar juegos infinitos. La esencia de este proyecto es empujar a que se de un vuelco en la forma de concebir las políticas públicas e impulsar que ellas sean de abajo hacia arriba, y así, que se conecten con las necesidades reales y genuinas que siente y quiere toda la ciudadanía en sus distintos territorios.

No hay ideas que sobren. Muchas de las ideas y propuestas que se suban a esta plataforma también serán útiles para todo el proceso de adecuación legislativa y administrativa que deba hacerse tras la Nueva Constitución. Participa e invita a participar. Depende de nosotros la construcción del país que imaginamos.

Como ImaginaChile instamos a las y los ciudadanos, organizaciones sociales, partidos políticos, y a todo tipo de colectividades, a ser agentes activos en la exigencia de garantías democráticas que aseguren una participación ciudadana con incidencia efectiva en el proceso constituyente y en el posterior diseño de políticas públicas. Invitamos a todos los habitantes de nuestro país -y también a aquellos que residen en el extranjero- a imaginar un nuevo Chile, a desbordar los límites de lo que hasta ayer parecía imposible.

¿Y tú, cómo te imaginas Chile?